Benito Ballent (2012)

Pocos jugadores han calado tan hondo entre la afición verdiblanca. Es muy probable que, a mediados de los 80, cuando Benito Ballent Rodrigo (Valtierra, 9/3/63) crecía como futbolista en Pamplona, no se imaginase en lo que llegaría convertirse años más tarde. Un ídolo para la hinchada racinguista. Garra, raza y goles (56, 15º goleador en la historia del Racing). Fueron seis las temporadas durante las que el escudo del club lució orgulloso en el pecho de este bravo delantero navarro…

El ex jugador verdiblanco ha tenido la gentileza de pasarse por el Museo Verdiblanco para concedernos unas palabras. Puro sentimiento racinguista, del que hace mucha falta en estos días.

*Entrevista realizada en abril del 2012

MV – Benito, ¿cómo fueron tus inicios en el mundo del fútbol?

BB – Creo que como la de muchos niños de aquella época. Jugábamos al fútbol con los amigos y en el colegio. Después hicieron un equipo de juveniles , el C.A. Valtierrano, el equipo del pueblo. Me apunte con 15 años, quedamos campeones y marque unos cuantos goles. Al final de temporada jugamos un amistoso con el juvenil de Osasuna y Pedro Mari Zabalza, al finalizar el partido, me dijo si quería fichar por Osasuna. Fiché y jugué dos temporadas en el juvenil, temporadas en la que tuve dos operaciones de rodilla. Después pasé al Promesas, en 2º b. Me costó recuperarme de las operaciones, fui a la mili, no podía entrenar bien y estuve a punto de dejar el fútbol. En la segunda vuelta de la temporada 83-84 ,en 2ºb,  con el promesas, marqué 14 goles en 10 partidos y ya me hicieron contrato del primer equipo.

 

MV – Jugaste durante 3 temporadas en Primera con el Osasuna, llegando a disputar la copa del Uefa. ¿Qué recuerdos tienes de aquella época?

BB – Ya había jugado en la temporada 82-83 en la copa del Rey y en la 83-84 en la copa de la liga. Después, en mi primera temporada como profesional, la 84-85, las cosas fueron bien, me asenté en el equipo, marqué 6 goles y nos clasificamos para la UEFA. Fue un año histórico. La 85-86 empezó muy bien, eliminamos al Gasgow Rangers, empatamos en el Nou Camp y yo era titular indiscutible. En esos momentos, empecé a tener problemas con un sector de la afición y una lesión de pubis que me empezó a mermar. La temporada acabó como bastante mala, al finalizar me operaron del pubis, y la siguiente temporada 86-87 fue de transición. Tenia un año de contrato todavía ,pero mi etapa en Pamplona creo que había terminado, y decido salir de Osasuna.

 

MV – En verano de 1987 fichaste por el Racing, que acababa de descender a 2ª tras la polémica “liguilla de la muerte”, ideada por el presidente del Cádiz, Irigoyen. ¿Qué te llevó a abandonar Osasuna (en 1ª)  y fichar por el Racing?

BB – Como te decía anteriormente, ni me apetecía, ni quería solucionar los problemas que tenia con algunos aficionados y mi etapa en Pamplona tocaba su fin. Buscaba nuevos retos y volver a sentirme futbolista. Me presentaron la oportunidad de fichar por el Murcia ,que estaba en primera o por el Racing en segunda. Después de hablar con José Luis Cagigas y del interés que Delfín Alvarez mostró para que fuese a Santander, decidí fichar por el Racing. Había un equipo desmantelado por el descenso, con la afición desencantada, y un proyecto nuevo para volver a primera. Me gusto el reto.

 

MV – Existe una foto tuya (icono del racinguismo) ondeando la bandera verdiblanca en el Estadio de las Margaritas. Se trata del partido del 3-4 con el que ascendimos a 2ª tras ganar al Getafe. Creo que no jugaste porque estabas lesionado. ¿Qué recuerdos guardas de aquel ascenso?

BB – Esa temporada fue un castigo para todos los futbolistas que formábamos el Racing. Competir en esa categoría es difícil de asimilar, los rivales y los campos que visitas no te dan ninguna motivación y además tienes la presión de ascender o ascender, no sirve otro resultado. Después de quedar campeones, en la fase final nos lo jugamos todo a un partido, y todo es incluso hasta la continuidad del Racing como entidad. Era demasiado jugarse en un solo partido y yo ,además, estaba lesionado. Cuando se consumó el ascenso fuel el momento mas feliz de mi carrera deportiva.

MV – Desgraciadamente, las lesiones fueron un lastre en tu carrera. Si no estoy equivocado, creo que tu último partido fue un Racing-Badajoz en 1992. Si no me falla la memoria marcaste un gol, y creo recordar que pegaste un sprint por la banda antes de romperte.  ¿Fue este tú último partido? ¿Qué tipo de lesión era la que más te perjudicó (recuerdo la imagen de Benito y su muslera)? ¿Volviste a jugar tras dejar el Racing?

BB – Así es. Fue un Racing-Badajoz de la temporada 92-93 (en la que ascendimos a 1º). Mi último partido, marqué un gol y me volví a lesionar. Llevaba 3 años arrastrando una lesion crónica en el recto anterior de mi pierna derecha, y ya dijo hasta aquí, se acabo, no puedo más. Ya no volví a jugar mas. el Racing intentó que siguiese, que intentase recuperarme, me ofrecieron 2 años más de contrato y se lo agradezco de corazon, pero ya no podia jugar, sólo arrastrarme por los campos, asi que….FIN

MV-¿Cuál es tu mejor recuerdo como verdiblanco? ¿Y el peor?

BB – Todos. cada día, cada entrenamiento, cada partido es un bonito recuerdo. Ser futbolista y vestir la camiseta del Racing es algo único. Esto hace que el sufrimiento de lesiones, me partieron la cara (tuve que retirarme muy joven con una lesión crónica), descenso a 2 b… no tenga importancia.

MV – ¿Cómo es tu vida ahora? ¿A qué te dedicas?

BB – Activa, dinámica, trabajo bastante y me gusta lo que hago. Tengo una explotación ganadera de porcino, llevo los asuntos comerciales de Frinavarra, empresa referencia en logística de congelado en Navarra y en España etc…

MV – ¿Un análisis rápido de la situación actual del club?

BB – Esperemos aprender. Dos veces ya es suficiente Piterman-Ali. Ahora entre todos veremos si somos capaces de poner orden y devolver la seriedad y el prestigio al Racing, por encima de estar en primera o en segunda.

MV – ¿Por qué quieres tanto a este club?

BB – Por todo, por el ánimo y el cariño que me encontré, porque volví a sentirme futbolista. El Racing me dió todo, y con los años te das cuenta que lo quieres, te sientes un privilegiado por haber vestido esa camiseta, y te sientes orgulloso de haber defendido su escudo….si volviera a nacer me gustaría ser futbolista del Racing.

MV – Los años pasan, pero la gente no se olvida de ti. ¿Qué mensaje mandarías a toda la afición verdiblanca?

BB – De apoyo, ellos siempre están a cambio de nada, el próximo año cumplimos 100 años, por encima de todo lo celebraremos como nuestro Racing lo merece. AUPA RACING!!!!!!!!!

 

Gracias, figura.

Check Also

La crisis Quique-Miera y el partido de los 10 goles

7 de enero de 1996, el Racing recibe al Albacete. El ambiente está caldeado, trás …

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies